Limpieza de Depositos

    

SUCIEDAD EN EL DEPÓSITO

Como seguramente habrá observado si su depósito cuenta ya con varios años de antigüedad, en el fondo se acumula un sedimento altamente dañino para su caldera. Por más que se intente no mezclar con el gasóleo limpio, suministrándole despacio el combustible o dejando reposar tras el suministro, es una amenaza real para la cual la única solución es hacerla desaparecer.

La principal razón de que aparezca este sedimento es la progresiva reducción en el contenido de azufre de los gasóleos, atendiendo a las actuales normativas medioambientales. La presencia de azufre en el gasóleo se está viendo reducida para evitar en lo posible las emisiones nocivas durante la combustión; pero al mismo tiempo, el azufre realiza una función antibacteriana, controlando el crecimiento de una flora en el fondo del tanque. Esta flora bacteriana, cuando está desarrollada, se convierte en una materia espesa y oscura, parecida al chapapote, que es lo que encontramos en el fondo de su depósito.

SOLUCIÓN RÁPIDA Y LIMPIA

Iglesias Camacho, recogiendo las inquietudes de nuestros clientes, les ofrece una solución rápida, limpia y nada engorrosa: sin mover el depósito de gasóleo, sin tener que vaciarlo, sin manchar la habitación en la que esté colocado y sin perder esos litros de gasóleo que siempre se han dado por inútiles, les ofrecemos la posibilidad de limpiar el interior de su depósito y de depurar el contenido del mismo hasta dejar un gasóleo totalmente limpio, libre de impurezas y de bacterias. Al mismo tiempo le realizaremos un tratamiento bacteriano para retrasar en la medida de lo posible la aparición de nueva flora.